Conejo blanco

El conejo blanco ha ido adquiriendo popularidad en los últimos siglos a través de dibujos animados, historias, supersticiones y culturas. Aunque su fama creció con el conejo del país de las maravillas sus inicios se basaron en un amuleto de la suerte hasta convertirse en un personaje icónico de un cuento infantil. Y finalmente está ahora en nuestros hogares como una mascota casi exótica.

Conejo blanco de ojos rojos

Es una de las razas demandadas para los amantes de los conejos con apariencia exótica. Su pelaje totalmente blanco reluce a la intensidad del color de sus ojos, un rojizo o rosado de acuerdo a la raza. Las dos razas más populares poseedoras de los conejos blancos de ojos rojos son.

Conejo blanco de Nueva Zelanda

Es la más antigua y conocida como mascota debido a la facilidad para su cuidado. Son muy amigables con los humanos y bastante juguetones, especialmente con los niños. Su característica principal es su pelaje totalmente blanco y ojos rojos o rosados.

Es originario de California, Estados Unidos pese a su nombre (a través de conejos importados de Nueva Zelanda). Puede llegar a pesar entre 9 a 12 libras pudiendo manejar un pelaje suave y grueso debido a su tamaño.

Conejo de Florida

Es el resultado del cruce de un Polish blanco y el holandés albino, siendo extremadamente parecido al conejo blanco de nueva Zelanda. Este conejito entra en la llamativa categoría de conejos blancos de ojos rojos, presentando un pelaje pulcro y ojos rojizos.

La diferencia destacable entre ambas especie es su tamaño. El conejo de florida es significativamente más pequeño que el conejo de Nueva Zelanda, otorgándole un favoritismo como mascota para apartamento o pisos. Así mismo, su tamaño lo vuelve más delicado requiriendo mayores cuidados, muy parecidos a los de un conejo Toy, o enano.

Conejo blanco de ojos azules

Los rasgos de un conejo enano polonés de ojos azules son llamativos a simple vista, transmitiendo ternura y cuidado. Extremadamente delicados, con los cuidados propios de un conejo enano o mini toy.

El conejo enano polonés es de las pocas razas que presenta pelaje totalmente blanco con ojos azulados. Su peso ideal es de 950 gramos, tiene orejas cortas y redondeadas, así como rasgos curvos asemejándose más a un peluche.
La segunda raza muy popular con estas características es el conejo de pelaje blanco enano belier. Un pelaje extenso y blanco, ojos azules y una media de 1,5 kg de ternura pura. Ambas razas son tímidas y asustadizas, así como frágiles a los cambios bruscos de temperatura.

¿Cuál es el significado del conejo blanco?

En la cultura popular se ha convertido en una referencia para describir cuando alguien persigue algo con fervor. Sin embargo lo más interesante son las aventuras y descubrimientos que promete esta persecución. El conejo blanco de Alicia en el país de las maravillas es la personificación de esta creencia, donde todas las aventuras que vive Alicia es consecuencia de perseguirlo.

Conejo blanco en Alicia en el país de las Maravillas

Por supuesto, no podemos dejar de lado la personificación de esta creencia en el famoso personaje creado por Lewis Carroll a través de su obra “Alicia en el país de las maravillas”. Quien da vida al conejo blanco como un personaje escurridizo murmurando llegar tarde a cada sitio al que va. Vistiendo un adorable chaleco junto a un reloj de bolsillo como único instrumento que recuerda su nerviosismo constante sobre el tiempo.

Este encantador personaje es el que despierta la curiosidad en Alicia, la protagonista, logrando que esta le siguiera hasta el país de las maravillas. La búsqueda de Alicia no se detiene viviendo aventuras mientras intenta averiguar el paradero final de aquel conejo apresurado.  

Libros de Alicia en el país de las Maravillas

Frases célebres del conejo del país de las maravillas

Las frases más famosas del encantador conejo blanco en Alicia en el país de las Maravillas son:

I
«Alicia: ¿Cuánto tiempo dura lo eterno?
Conejo: A veces apenas un segundo«.
II
«Ni antes ni después, todo llega cuando tiene que llegar«.
III
«Si no sabes pensar, es mejor que no hables«.
IV
«Si conocieras el tiempo tan bien como yo, no hablarías de perderlo«.

Además de los conejitos blancos también te puede interesar

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información sobre las cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar