Conejo cabeza de león

El conejo cabeza de león es la mejor opción de mascota si quieres un animal adorable, de apariencia exótica y con un toque salvaje. Su similitud a un león es lo que ha dado pie a su nombre. Y no precisamente por el tamaño, ya que este conejito pesa entre 1,3 kg a 1,7 kg, sino por el abundante pelaje en zonas del cuello, cabeza y patas.

Conejo cabeza de león color marrón y blanco con flores
Foto vía pinterest a través de www.mnn.com

Conejo cabeza de león como mascota

El conejito cabeza de león es una mascota sumamente amigable, en consecuencia son abiertos a los juegos, paseos y caricias. También se les consideran inteligentes, logrando entender ciertas órdenes como venir, jugar y comer.

Conducta habitual

Pese a su naturaleza carismática y sociable puede variar de acuerdo a la seguridad que perciba el conejito con respecto a su entorno. De tal manera que en situaciones tensas, o entornos de riesgo puede presentar una conducta  tímida e incluso nerviosa.

Además, pese a tener un tamaño y peso similar al de los conejos enanos, son menos frágiles y más divertidos. Lo cual representa una ventaja incluso a la hora de otorgarle un hogar cómodo, ya que no requerirá tanto espacio como un conejo convencional o un conejo gigante.

Colores del conejo cabeza de león

Este encantador y exótico conejito se puede encontrar en muchísimos colores, ya que su popularidad es tan grande que los cruces entre distintas especies es sumamente variado. Pero sin duda alguna los colores más comunes y demandados son: blanco, negro, marrón y gris.

¿Cuánto tiempo vive un conejo cabeza de león?

Estos adorables animales tienen una esperanza de vida de 8 a 9 años. Siempre y cuando su alimentación sea balanceada, los paseos constantes y la higiene de su hogar se preserve en condiciones.

Orígenes del conejo cabeza de león

Pese a ser una especie relativamente nueva en los conejos que ha ido adquiriendo popularidad los últimos 15 años sus orígenes remontan hasta 1930, en Bélgica. A través de unos criadores que buscaban obtener un conejito pequeño con larga melena. El cruce se dio entre un conejo Swiss Fox y uno Netherland Dwarf.  Teniendo como resultado el famoso “gen de la melena”.

Tipos de conejos cabeza de león según su melena

Este conejo puede ser poseedor de una o dos melenas, y la única manera de saber cuál melena posee es en su nacimiento. Un conejito cabeza de león de doble melena tendrá una forma de V alrededor de sus flancos, mientras el conejo de una melena no lo tendrá, asemejándose más a un conejo común.

Una sola melena

Es una melena de pelo fino y suave, generalmente aparece a la altura del cuello y patas, siendo variable en la zona del pecho. Del mismo modo en algunos conejitos desaparece esta suave melena durante el desarrollo o ya llegada su etapa adulta.

Esta condición puede suceder ante el cruce de un conejo cabeza de león con otra raza de conejitos. En consecuencia en la cama algunos conejitos nacerán con la ausencia del gen de la melena.

Dos melenas.

Es el resultado del cruce entre dos conejitos sangre pura cabeza de león. La camada de conejitos será poseedor de dos genes fuertes de melena. Esta se presentará a través de un pelo más grueso y abundante rodeando toda la cabeza hasta los flancos, en algunos casos.

Conejo cabeza de león color blanco con ojos rojos
foto vía instagram a través de happydaysfarm

Cuidados especiales para un conejo cabeza de león

Además de los cuidados básicos de un conejo común, anexamos algunos datos curiosos que debes tomar en cuenta para esta raza en particular.

  • Cepillado constante de su melena: Como mínimo una vez a la semana es recomendable mantener limpia y cepillada su melena. Esto permitirá retirar el pelo excesivo evitando que el conejito se lo trague, limpiará suciedades y es la manera más fácil de alejar posibles enfermedades. Cuando está en su etapa de cambio de pelo, cepíllalo unas tres veces por semana.
  • Paseos: su pequeño tamaño le permitirá movilizarse libremente en una jaula no demasiado grande. Y pese a no requerir tanto ejercicio como un conejo común, es aconsejable sacarlo a pasear al exterior de vez en cuando para que estire sus patas.
  • Hazlo sentir bien con caricias: su actitud pasiva los vuelve un buen animal para juegos y pese a gustarles divertirse también agradecen los ratos de descanso con caricias y cepillados suaves.
  • Uñas y dientes: por último y de vital importancia mantén sus uñas limpias y cortas y los dientes a un tamaño que evite daños a su mandíbula. Para esto recomendamos alimentos altos en fibra y juguetes enfocados en el desgaste de los dientes.

Artículos que te pueden interesar