Es inevitable preguntarse dónde viven los conejos cuando los vemos saltando velozmente de un lado a otro. Estos adorables mamíferos de tamaño pequeño que se reproducen con gran facilidad son considerados una de las especies más adorables en el campo de las mascotas. De la misma manera, también son catalogados como una plaga, invasores por naturaleza, debido a que se les atribuye la pérdida de muchas cosechas anualmente. 

Distribución de los conejos en todo el mundo

La distribución de los conejos ha logrado extenderse por gran parte del planeta. Desde África (el norte) y América hasta Europa ¡incluso en Australia! donde son considerados una plaga debido a los beneficios del clima entorno a su reproducción y la notable falta de depredadores.

La distribución del conejo salvaje fue impulsada como fuente de comida y pieles, principalmente. Su antigüedad se estima en más de 2 millones de años, tiempo suficiente para ser conocidos por los rincones más remoto del planeta Tierra. Mientras que el crecimiento de los conejos domésticos, así como su distribución, se influencia a los cruces de razas llamativas al ojo humano como mascota. 

Dónde viven los conejos salvajes 

Los conejos salvajes viven principalmente en campos extensos y praderas. También pueden ser encontrados en bosques, sobretodos si el suelo es ligeramente arenoso (condición que beneficia la construcción de las madrigueras). Generalmente estos lugares están a nivel del mar, aunque la evolución del ser humano en el campo de la agricultura y edificación han empujado a los conejos a adaptarse a otros ambientes. Algunos de ellos no tan seguros, con menos follajes e incluso con suelos no tan beneficiosos. 

Por ende no es de extrañar que te topes con algún conejito en tus paseos por el parque, jardines sin tanto follaje e incluso en los cementerios. 

Dónde viven los conejos domésticos 

Como su nombre lo indica, los conejos domésticos suelen ser criados por familias humanas. En hogares con exteriores como jardines o patios, o en su defectos en apartamentos sin exteriores pero condicionados a ser sacados de paseo al menos una vez al día. Estos conejos suelen ser más amigables y menos asustadizos que los salvajes, aunque también requieren una mayor atención a la hora de sus dietas e higiene del hogar. 

Comportamientos del conejo en su hábitat natural 

El lugar donde viven los conejos suele ser amplio y privado (aconsejable). Tanto los conejos salvajes como los conejos domésticos se caracterizan por su instinto territorial, la necesidad del ejercicio físico y la timidez (en cierta medida). 

También pasan una gran parte del día alimentándose para favorecer el desgaste de sus dientes y la buena digestión. Por supuesto, el problema para los humanos llega cuando el alimento principal del conejo resultan ser los cultivos. Estos adorables animalitos no tienen la más mínima idea de la poca gracia que les ocasiona a los agricultores. 

Madrigueras de los conejos

El hogar principal donde viven los conejos son sus madrigueras. Agujeros hechos por los mismos roedores en tierra arenosa y un poco rocosa. La ubicación de las madrigueras de conejos suelen ser cercanas a una fuente de alimento con pocos peligros entorno a ellas.

Aprende más sobre la vida de los conejos en los siguientes artículos